Federación Internacional de Periodistas (FIP)
Los derechos del niño


EL ABUSO SEXUAL A LOS NIÑOS

Por: Dr. Eduardo R. Hernández González.
Médico-Pediatra. Psicoterapeuta Conductual Infantil.

Se reporta que en la última década, los crímenes por agresión física y sexual han aumentado, en Estados Unidos se reportan más de 80.000 casos al año de abuso sexual a los niños, pero el número de casos que no se reportan es aún mayor, ya que los niños tienen miedo de decirle a alguien lo que les pasó, y el proceso legal de verificar los informes es difícil. El problema existe y debe ser identificado para poner fin al abuso y el niño debe recibir ayuda profesional. El daño físico y emocional a largo plazo puede ser devastador.

¿Cómo definir el Abuso Sexual?

Es una forma de maltrato donde se irrespetan los derechos de niños y jóvenes y se vulnera la posibilidad de que tengan un desarrollo armónico.

La conducta de Abuso Sexual ocurre: sin consentimiento, en condición de desigualdad entre el abusador y la víctima o como resultado de alguna clase de coerción.

Consentimiento es definido como:
  • la comprensión de lo que se propone,

  • el conocimiento de las demandas sociales con respecto a los propuesto,

  • conciencia de las potenciales consecuencias y las alternativas,

  • decisión voluntaria

  • y competencia mental.

    Igualdad es definida como dos participantes operando con e
    l mismo nivel de poder en una relación en donde ninguno es
    controlado o sometido por el otro.
    Coerción es definida como explotación, abuso de autoridad, soborno, amenaza, forzamiento o intimidación como vías de obtener cooperación y complacencia.

    El Abuso Sexual abarca términos como:

  • Conducta Abusiva Sexual,

  • Ofensa Sexual,

  • Violación,

  • Sodomía

  • Acoso Sexual entre otros.

    El Abuso Sexual se da en tres contextos:

    Intrafamiliar: es cuando ocurre en la familia a manos de un padre, un padrastro, hermano u otro pariente.

    Extrafamiliar: cuando ocurre fuera de casa por un amigo, la persona que lo cuida, un maestro, o un desconocido.

    Explotación Sexual Comercial: cuando el niño es sometido a prácticas sexuales para beneficio económico de un adulto.

    ¿Por qué un niño o joven no habla sobre un hecho
    de Abuso Sexual?

    Esto va a depender de la edad del abusado, tipo de vínculo con el abusador y las concepciones sociales sobre la infancia y la sexualidad. E aquí algunas razones para el silencio:

  • No hay edad suficiente para comprender lo que está sucediendo.

  • No sabe expresar con palabras lo sucedido.

  • Ha sido persuadido o amenazado para que no hable.

  • Por vergüenza o culpa, si creen ser cómplices o que han provocado los hechos.

  • Piensan que nadie les va a creer o que van a ser castigados por eso.

    En caso de Abuso Sexual Intrafamiliar:

  • El niño tiene sentimientos mixtos hacia el victimario.

  • Puede temer la destrucción o desintegración de la familia por su culpa.

  • Puede temer pérdidas económicas o desprestigio social.

    En caso de Explotación Sexual Comercial:

  • Se mantiene cuando el abusado depende de dicho ingreso para la subsistencia familiar.

  • Cuando el abusado está inserto en ambientes ilegales o delictivos y el salirse o denunciar la situación implicaría perder la vida.

    Indicadores de Abuso Sexual

    Signos físicos:

  • Dificultades para caminar y/o sentarse.

  • Rasguños, mordeduras, hematomas en el cuerpo y zona genital.

  • Manchas de sangre en la ropa interior.

    Signos conductuales:

  • Cambios en los hábitos de alimentación y sueño.

  • Disminución del rendimiento académico.

  • Conductas regresivas (de una edad ya superada).

  • Conductas erotizadas o Sexualizadas.

  • Fugas del hogar o la escuela.

  • Mentiras y robos.

  • Utilización del tema sexual en dibujos y juegos.

    Una vez cometido el Abuso Sexual, se presentan una serie de Consecuencias del acto que pueden ser imborrables o alterar el curso normal del desarrollo evolutivo del niño abusado.

    Estas Consecuencias se dan en cuatro áreas:

    Físicas: incluyen embarazos no deseados; enfermedades de transmisión sexual (incluyendo el SIDA); lesiones e infecciones genitales y/o anales.
    Emocionales: trastornos de ansiedad; depresión (que puede llegar hasta el suicidio); trastornos severos de conducta; abuso de sustancias (drogadicción y/o alcoholismo); anorexia /bulimia.

    Sexuales: inhibición del deseo y conducta sexual; exacerbación de la sexualidad; conducta promiscua y compulsiva; disfunciones sexuales.
    Sociales: aislamiento social y retraimiento; desconfianza en todos los demás; victimización; relaciones interpersonales problemáticas y conflictivas.

    Qué hacer en caso de abuso sexual infantil?

    Los niños que han sufrido abuso sexual y sus familias, necesitan evaluación y tratamiento profesional. Los especialistas en el área (médicos, pediatras, psiquiatras, psicólogos, terapeutas) pueden ayudar a los niños que han sido abusados a recuperar su sentido de autoestima, a sobrellevar sus sentimientos de culpabilidad sobre el abuso, a orientar a las familias sobre como manejar la difícil situación, y a comenzar el proceso de superación del trauma. Estos tratamientos pueden minimizar las consecuencias en su vida futura.

    Pero, una vez consumado el hecho, qué podemos hacer los padres ante una situación de abuso sexual infantil?.

    Presentamos aquí algunas RECOMENDACIONES:

  • Primero, trate de conservar la calma, y converse con el niño en un lugar privado.

  • Muestre control de sus emociones, no se desborde, ya que agrava el hecho.

  • Crea lo que el niño le dice y hágaselo saber.

  • No lo culpabilice de lo que pasó, al contrario manifiéstele lo valiente que es al contar lo sucedido.

  • Exprésele que lo sigue queriendo igual, que la relación entre ustedes no ha cambiado.

  • Hágale saber lo importante que es no guardar el secreto, y que necesita de otras personas para protegerlo.

  • Busque ayuda profesional, un caso de abuso sexual requiere un abordaje multimodal (médico, psicológico y legal).

  • No hay niño preparado psicológicamente para hacerle frente al estímulo sexual, bajo esta premisa, debemos entonces como padres tomar algunas medidas PREVENTIVAS:

  • Debemos iniciarlas desde la etapa preescolar (a partir de los dos años de edad), a través de un juego llamado "conociendo mi cuerpo", en una primera etapa es sensorial (lo que me gusta ver, tocar, oler, gustar, jugar, y lo que no me gusta). Luego se introducen elementos psicoeducativos (educación sexual, ¿cómo son los genitales de los varones y de las hembras?).

  • En una segunda etapa se introducen tips recordativos e informativos,
    como: "quienes pueden tocarte", "como deben tocarte",
    "que partes de tu cuerpo pueden tocarte otros".

  • En una tercera etapa enseñarles que el respeto a los mayores y
    a las figuras de autoridad, no quiere decir que tienen que obedecer ciegamente. , y que si algo le hace sentir incómodo se lo hagan saber.
    Esto es enseñar Asertividad.

  • Decirle a los niños que "si alguien trata de tocarte el cuerpo y de hacerte cosas que te hacen sentir raro, dile NO a la persona, aléjate de ella y ven a contármelo enseguida".

    Para concluir sólo resta decir que la mejor PREVENCIÓN del delito es recordar que nuestros hijos son nuestra responsabilidad, y que debemos tener sobre ellos una adecuada supervisión, un adecuado sistema de comunicación abierta y estar atentos ante cualquier cambio de conducta no esperado para su edad.
Federación Internacional de Periodistas (FIP)
Regresar